Durante un evento llevado a cabo en Pekín este martes 5 de noviembre, Xiaomi presentó su nuevo smartphone, este se llama Mi CC9 Pro-Premium, y es el primer móvil con una cámara de 180 megapíxeles en el mundo. Sin embargo, a parte de la novedad de su cámara, lo que más ha llamado la atención es que el sensor de alta resolución adicional que trae el dispositivo fue desarrollado por Samsung, y este aún no lo ha incluido en los suyos.

Así pues, la empresa de tecnología afirma que el mayor beneficio de esta cámara es que ofrece “fotografías extremadamente nítidas y ricas en detalles”. Por el momento, el nuevo smartphone de Xiaomi solo está disponible en el mercado chino y tiene un precio de 2.799 yuanes, es decir, alrededor de 400 dólares.

El nuevo smartphone de Xiaomi: píxeles fusionados

Solo hasta ahora, los sensores de 100 megapíxeles o más, por lo general, estaban destinados a cámaras digitales de formato medio, que, por cierto, pueden costar miles de dólares.

Cuando se intenta obtener mucha resolución en un sensor más pequeño, el riesgo que se corre es que se puedan ocasionar interferencias. Este fenómeno ocurre cuando la actividad eléctrica de un píxel se derrama en sus vecinos porque están juntos, lo que da como resultado ruido digital en la imagen.

Además, como cada píxel debe ser muy pequeño para que pueda caber en el mismo espacio, cada uno recibe menos luz. Esto causa problemas en condiciones de poca luz.

Un sensor más grande

Pero, el sensor Isocell Plus de Samsung aborda en parte estos inconvenientes, al ser más grande que la mayoría de los sensores de otros smartphones.

Entonces, la novedad es que sus píxeles están dispuestos en grupos de cuatro y, cada grupo comparte el mismo filtro de color para así poder detectar la luz roja, verde y azul. Con esto, los datos de cada conjunto se fusionan para imitar el comportamiento de un píxel mucho más grande, lo que da como resultado final una foto de 27 megapíxeles.

Sin embargo, en situaciones en las cuales hay suficiente luz, el usuario puede anular la función con el fin de obtener una imagen de 108 megapíxeles. Esto es posible gracias a un algoritmo que reasigna los píxeles para simular lo que se habría grabado, si se hubieran organizado en el patrón normal.

Solo hay algo que deben tener en cuenta los usuarios del nuevo smartphone de Xiaomi, y es que, las fotos con esta cantidad de megapíxeles, por supuesto, ocuparán más espacio de almacenamiento. Además, van a requerir más potencia de procesamiento para su edición.

Si te gustó este artículo, también puedes leer: Xiaomi lanzó un lápiz inteligente pensado para los niños

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here