La tecnología y la medicina forman siempre el mejor de los equipos, la invención y aplicación de nuevas tecnologías capaces de contribuir al cuidado de la salud como el marcapasos y el medidor de glucosa, son ejemplo de eso. Por tal motivo, los desarrollos en este campo no se detienen nunca, lo que hace que expertos dedicados al estudio de nuevas tecnologías anuncien la llegada de grandes avances tecnológicos y sus implicaciones en la medicina del futuro.

Los riesgos de los avances tecnológicos en la medicina del futuro

Día a día se está volviendo más común que toda compañía tenga acceso a los datos de sus clientes, tales como el nombre, cédula, dirección e incluso saber cuales son sus gustos y hobbies. Pero ¿Existe un límite de la privacidad en la medicina del futuro? Respecto a esta pregunta, el futurista de la salud Joe Flower, comenta que dentro de unos años existirán dispositivos para recoger datos sobre la salud de los pacientes y podrán enviar esa información a las bases de datos del sistema de salud.

Flower ha explorado el futuro de la atención médica en la Organización Mundial de la Salud y además ha estudiado los sistemas de salud de Estados Unidos y de Colombia. Es así como en el VI Foro Internacional de Dispositivos médicos realizado en Colombia, el experto habló sobre el uso de la Inteligencia Artificial y la privacidad en el ámbito de la salud.

“Espejos que al detectar tu cara y movimiento pueden determinar tu estado físico y mental y enviarle un informe a tu doctor, aseguradora o empleador serán una realidad en el futuro, esto puede ser algo no tan positivo porque tal vez vamos a querer tener el control de nuestra información. Estaremos rodeados de nuevas formas para descubrir qué sucede con nuestros cuerpos, lo que plantea grandes posibilidades, pero también algunos inconvenientes como que tu empleador descubra que tienes un problema físico o que se de cuenta de que estás embarazada incluso antes de que tu lo sepas. Son posibilidades en este futuro de la información”.

Además, Flower comentó que cuando se habla de big data e IA, es que no requieren de la identificación puntual del paciente. Con IA, un doctor podría encontrar a partir de muchísimos registros médicos, casos semejantes al de su paciente. Pero para que esto sea posible, se requiere de un muy buen sistema de información y que, además, esos registros sean anónimos y correctos.

“Hay cosas que asustan al pensar que la información médica se cargue a la nube, pero hay muchas condiciones en las que es de gran ayuda”.

Por su parte, Camilo Gutiérrez, jefe del laboratorio de investigación de ESET en América Latina, afirmó que:

“Los dispositivos para el cuidado de la salud conectados a internet tienen el riesgo de que podrían ser secuestrados por un cibercriminal para hacer daño”.

La afirmación anterior la expuso respecto a lo sucedido en agosto de 2017. La FDA, una entidad gubernamental de Estados Unidos, tuvo que ordenar la retirada de medio millón de marca pasos que tenían agujeros de seguridad, los cuales podría sin duda alguna, aprovechar un hacker con el fin de modificar su funcionamiento.

Por lo anterior Gutiérrez comentó que:

“Lo anterior, no debería generar pánico, sino conciencia sobre los retos que depara la medicina del futuro”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here