En la mañana del pasado viernes 22 de febrero, despegó rumbo al borde del espacio desde el puerto aéreo y espacial de Mojave en California, una nave espacial del programa Virgin Galactic llamado SpaceShipTwo VSS Unity. El proyecto del multimillonario británico Richard Branson, avanzó satisfactoriamente en su objetivo: crear vuelos suborbitales para turistas espaciales.

Por medio de un Tweet, la compañía Virgin Galactic, anunció sobre Beth Moses, principal instructora de astronautas de vuelos espaciales y quien para esta ocasión fue enviada con el fin de evaluar la experiencia del cliente y la cabina:

“Ella proporcionará validación humana para los datos que recopilamos, incluyendo aspectos de la cabina del cliente y el entorno de vuelo espacial desde la perspectiva de las personas en la parte posterior”.

Virgin Galactic, una batalla por el comienzo de una era de turismo espacial suborbital

El viaje al borde del espacio que realizó la compañía de Branson no es más que el fruto del esfuerzo que por décadas han dedicado varias compañías para tal fin, que el turismo espacial suborbital sea frecuente y seguro.

Por lo anterior, lo que pretenden es que los vehículos puedan volar lo suficientemente alto como para ingresar brevemente al espacio. Así poder proporcionar algunos minutos de gravedad cero, para posteriormente regresar a la tierra, y efectivamente eso fue lo que hizo el SpaceShipTwo.

A una altura de 44.000 pies, la unidad aceleró a aproximadamente tres veces la velocidad del sonido y alcanzó una altitud de 89.9 kilómetros. Es decir, por lo menos 10 veces la altitud promedio de un avión comercial.

Virgin Galactic y Blue origin van por el turismo espacial

Por su parte, Jeff Bezos fundador de Amazon y la compañía aeroespacial Blue Origin, también interesado en el turismo espacial, cuestionó las capacidades de Virgin Galactic. Pues afirma que uno de los problemas que deberá enfrentar su principal competidor en este campo, es que aún no están volando por encima de la línea Kármán (altura donde empieza el espacio) y que no confía en que el vehículo actual pueda hacerlo.

No hay un límite oficial que indique con exactitud donde termina la tierra y donde comienza el espacio, pero la NASA y la Fuerza Aérea de los EE. UU, consideran que se encuentra a una altitud de 50 millas (80.4672 Km).

Por su parte, Bezos insistió en una conversación moderada por Jeff de Space News, que el borde del espacio se define a 62 millas de altura (100 Km).

Virgin Galactic no ha respondido a las afirmaciones de Bezos, sin embargo, la compañía se mostró muy optimista y comentaron:

“Fue la primera vez que un no piloto voló a bordo de una nave espacial comercial al espacio, además, también fue la primera vez que un miembro de la tripulación flotó libremente sin restricciones en la ingravidez en el espacio a bordo de una nave espacial comercial”.

Según Bezos, su compañía Blue Origin planeaba lanzar a sus primeras personas en el New Shepard, un sistema autónomo de cápsula de cohete y espacio completamente reutilizable.

En un comunicado, Branson agregó:

“Tener a Beth volando en la cabina hoy, comienza a garantizar que el viaje de nuestros clientes sea tan impecable como la propia nave espacial. Brinda una gran sensación de anticipación y emoción para todos los que estamos aquí esperando experimentar el espacio. Los próximos meses prometen ser los más emocionantes”.

También puedes leer: Sonda espacial china alunizó en la cara oculta de la Luna

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here