Más de 20 grandes compañías de los videojuegos, anunciaron el pasado 23 de septiembre durante la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas que se celebra en Nueva York, EE.UU. que para el año 2030 buscarán reducir unos 30 millones de toneladas de emisiones de CO2.

Esto es entonces, una alianza denominada Playing for the planet que pretende demostrar el compromiso que tienen estas grandes empresas con el medio ambiente.

Firmas como Xbox y PlayStation (Microsoft y Sony respectivamente), hacen parte del compromiso que incluye la plantación de millones de árboles. Pero, además, piensan en mejorar la gestión de la energía de sus dispositivos, reducir la contaminación en sus procesos de fabricación y crear estrategias de reciclaje.

Modo de juego suspendido, entre otras novedades es lo que viene en materia de videojuegos para el cuidado del medio ambiente

Por medio de un comunicado publicado en su sitio web, PlayStation anunció los compromisos adquiridos con la agencia de la ONU para el medio ambiente. Entre ellos, se destaca el del uso de tecnología de eficiencia energética gracias a un modo de juego suspendido. Esto para el PS5, que saldrá a la venta en 2020.

“La consola PlayStation de próxima generación, incluirá la posibilidad de suspender el juego con un consumo de energía mucho menor que PS4 (estimamos que se puede lograr con alrededor de 0.5W). Es decir, si por lo menos un millón de usuarios habilitaran esta función, el ahorro sería el equivalente al uso promedio de electricidad de 1.000 hogares en los Estado Unidos”.

Por su parte, Microsoft afirmó que busca la neutralidad de carbono en sus dispositivos. Por lo tanto, el objetivo será reducir las emisiones de su cadena de suministro en un 30 por ciento para 2030. Además de certificar 825.000 consolas Xbox como carbono neutral en un programa piloto.

Por otra parte, Google Stadia producirá una nueva Guía de Desarrollo de Juegos Sustentables. Además de financiar la investigación sobre cómo los “empujones verdes” (estrategias de reducción de emisiones por parte de los jugadores) se podrían incorporar en el juego.

Ubisoft pretende desarrollar temas ecológicos en el juego, y obtener sus materiales de fábricas netamente ecológicas.

En palabras de Inger Andersen, director ejecutivo del Programa de Medio ambiente de la ONU:

“La industria de los videojuegos tiene la capacidad de atraer, inspirar y cautivar la imaginación de millones de personas en todo el mundo. Esto los convierte en un socio sumamente importante para abordar la emergencia climática”.

También puedes leer: Xbox One S All- Digital Edition: ¿adiós a los discos de las videoconsolas?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here