Por primera vez en la historia de la Humanidad, una sonda espacial logró alunizar en la cara oculta del satélite natural de la Tierra, la Luna. El mérito correspondió a la sonda china Chang´e 4, que se posó sobre la luna a las 02:26 hora GMT del jueves 3 de enero de este año.

La Administración Nacional del Espacio de China, ANEC, detalló que el alunizaje se realizó tal como había sido previsto por el equipo, en la cuenca de Aitken, ubicada en el polo Sur del satélite terrestre.

Tareas de la sonda

La sonda tiene varias misiones que cumplir: entre ellas se cuenta la observación astronómica con radio de baja frecuencia y mediciones de la radiación de átomos neutrales y neutrones.

También se realizarán análisis del terreno y su relieve y detección de la composición mineral y la estructura de la parte menos profunda de la superficie lunar. Estos estudios tienen el fin de explorar el ambiente de la cara oculta de la luna.

Lanzamiento de la sonda

El pasado 8 de diciembre, la sonda espacial Chang´e fue lanzada desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, ubicado al sureste de China, en la provincia de Sichuan.

El doce de diciembre, la sonda, que está compuesta de un módulo y un vehículo explorador, entró en la órbita lunar. Luego de esto, la ANEC recortó en dos oportunidades la órbita de la sonda.

“Espejo” transmisor

Para poder realizar comunicaciones entre la sonda y la Tierra, se utiliza el satélite Queqiao. Este fue puesto en órbita en mayo del año pasado y tiene la función de operar como una suerte de espejo entre el centro de control terrestre y la sonda lunar.

La Luna bloquea las comunicaciones: esta se posiciona entre la sonda y la Tierra. Por esto es necesario el uso de un artilugio tal como este satélite espejo. De hecho, precisamente la cara oculta de la Luna no es observable desde la Tierra porque la Luna rota sobre sí misma en el mismo tiempo que realiza el movimiento de traslación alrededor de la Tiera.

¿Quién era Chang´e?

El programa de la nación asiática fue bautizado Chang’e en honor a una antigua diosa china de la Luna. Cuenta la leyenda que esta deidad vivía en la Luna. Algunas versiones de la leyenda cuentan que habitaba en la Luna junto con la compañía de un conejo de jade que se dedicaba a preparar elíxires.

Lo cierto es que la nación asiática ha logrado colocar una sonda en la misteriosa cara oculta de la Luna y para hacer más especial el evento, ha usado su antigua y rica mitología para nombrar el equipo que logró la hazaña.

Anteriormente a ella, se había logrado fotografiar la cara oculta del satélite, pero no alunizar en ella. Sin embargo, no todo está dicho con el programa Chang’e: su objetivo final es lanzar una misión tripulada a la Luna. aunque esto aún no tiene fecha, ciertos rumores sitúan la expedición lunar para el 2036. ¿Llegaremos a verlo? Sólo el tiempo lo dirá.

Imagen cortesía de https://computerhoy.com, todos los derechos reservados.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here