Si bien el fenómeno de la ropa conectada a internet ha sido una tecnología alternativa únicamente existente en variadas películas y series de ficción, gracias a la rápida evolución del internet de las cosas, bien podría convertirse una severa realidad para el año 2025. La aparición de este tipo de tendencias vendría condicionada bajo los auspicios de la bien llamada cuarta revolución industrial. En asociación con una creciente y progresiva digitalización.

De acuerdo con recientes informes de World Economic Forum’s Global la introducción de la sensorizacion jugara un claro papel en la evolución. Alcanzando el punto de la existencia de un trillón de sensores en el mercado mundial para 2022. En este artículo se analizarán las principales muestras de ropa auto digital que en un futuro cercano podrán ser comercializadas.

Pantalones sensibles al movimiento: Máximo ejemplo de la nueva generación de ropa conectada a internet.

Variados ejemplos de un futuro en el que las prendas de ropa inteligentes coexisten dentro de un entorno marcadamente social pueden apreciarse en la actualidad, gracias a los esfuerzos de diversas empresas alrededor del mundo. Una de ellas ha sido el Instituto Politécnico de Virginia y la Universidad Estatal de Blacksburg, la cual se ha convertido en la primera institución educativa en presentar un modelo de pantalón completamente digitalizado.

El equipo científico ha logrado hacer que dichos sensores sean totalmente invisibles al ser entretejidos entre la teja durante su proceso de fabricación. Se desconoce el actual objetivo del proyecto. Sin embargo existe una alta posibilidad de que su aplicación posea altas implicaciones civiles y militares.

Zapatillas, Camisetas y Prendas de ropa: Principales ejemplos de la tecnología de la hipersensibilidad.

La tienda digital ThinkGeek, resulta actualmente reconocida por encontrarse comercializando un nuevo modelo de camisetas medidoras de proximidad. Su diseño incluye una pantalla de radar programada para localizar puntos geográficos donde existan usuarios portadores de camisetas de gran similaridad. Cuando dicha conexión es establecida, la camiseta Locked ON se activa ofreciendo información sobre el compañero.

Otros ejemplos de la nueva generación de ropa conectada a internet son las zapatillas inteligentes Nike Plus, que incorporan un sensor para enviar datos sobre nuestra velocidad y posicionamiento a nuestro iPod. La chaqueta BLU Jacket de Lunar Design, por su parte, permite la proyección de imágenes mediante telas orgánicas capacitadas con materiales semiconductores, todo ello mediante una permanente conexión vía web.

Cascos Inteligentes, Relojes y Ropa Interior: La conexión entre la tecnología y biología se hace cada vez más estrecha.

Existen actualmente en el mercado, dos versiones de cascos inteligentes, las cuales están dando mucho de qué hablar. La primera de ellas, el casco neuronal EPOC de Emotiv, permiten detectar las ondas cerebrales haciendo posible que el espectador participe de manera más activa frente a diferentes tipos de juegos. El Casco de Pensamiento de la Universidad de California en Irvine, por su parte ha encargado por el ejército estadounidense para su puesta en practica en maniobras militares.

La tecnología iPod también ha dado un salto muy importante en fecha reciente, gracias a la incorporación de los relojes inalámbricos ofrecidos por incontables marcas. Con ellos el funcionamiento de nuestro iPod podrá ser en gran manera optimizado. Algunos modelos de ropa interior, como los calzoncillos de la Universidad de California en La Jolla, se encuentran en etapas iniciales a su uso en entornos médicos no controlados.

Apuntes Finales: El “internet de las cosas” y su futuro impacto sobre el mercado doméstico mundial.

Si bien la gran mayoría de estas y otras propuestas asociadas al mundo de la digitalización de tejidos se encuentran en un actual estado emergente. No se descarta que en el futuro estas puedan llegar a consolidarse globalmente. Una de dichas fuentes más importantes, han sido los recientes informes del Consejo de la Agenda Global del Foro Económico Mundial. Sobre la futura proyección tecnológica y energética.

Para la elaboración del informe publicado a mediados de septiembre 2015, el equipo técnico de la citada organización sostuvo una entrevista con más de 800 empresarios norteamericanos, sobre la manera en como predicen el avance de la tecnología para las próximas décadas. Entre sus concluyentes resultados, se obtuvo como existe una clara percepción de que para el 2050 un 10% de la población mundial tendrá un alto acceso a la tecnología de la ropa conectada a internet entre otras.

Imagen cortesía de Amanda Cosco (wareable.com) todos los derechos reservados

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here