Fedor, el robot humanoide cuyo número de identificación es Skybot F850, partió el pasado jueves desde Moscú. Lo hizo a bordo del cohete Soyouz, el cual fue lanzado desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán, y se convirtió en el primero de este tipo que Rusia envía fuera de la tierra.

“¡Vamos! ¡Vamos!”, dijo el robot humanoide justo en el momento del despegue, rememorando una famosa expresión de Yuri Gagarin durante su primer viaje espacial en 1961. Fedor, debe llegar a la Estación Espacial Internacional (EEI) el sábado en donde permanecerá 10 días, es decir, hasta el 7 de septiembre. El cohete utilizado para dicha misión está equipado con un sistema de control digital y motores de última generación.

El robot humanoide con habilidades muy similares a las de las personas

Su cuerpo antropomórfico plateado de 160 kilos mide 1,80 metros. Fedor no solo es un nombre ruso, sino que, además, es una sigla en inglés cuyo significado es “Final Experimental Demostration Object Research”.

Este robot humanoide, posee cuentas en Instagram y Twitter, y desde allí narra su vida diaria alardeando de sus hazañas, entre las que se encuentran, por ejemplo, aprender a abrir una botella de agua. Dentro del EEI, Fedor lleva a cabo diferentes tareas las cuales son supervisadas por el cosmonauta ruso Alexander Skvortsov, quien hace parte de la Estación Espacial desde el mes pasado.

La idea es que Fedor ponga a prueba sus capacidades en condiciones de gravedad extremadamente baja. Por tal motivo, una de sus principales habilidades obedece a la de imitar los movimientos humanos con la idea de poder ayudar a los astronautas en sus labores, sobre todo las que tengan que llevarse a cabo en condiciones muy complicadas. Es por esto por lo que incluso es capaz de usar un destornillador y diversas llaves.

Según explicó Evgueni Dudorov, responsable de la empresa que creó a Fedor días antes de que el robot humanoide partiera en esta misión:

“El robot deberá llevar a cabo cinco o seis tareas que son secretas”.

Finalmente, más allá de esta misión de la cual por ahora se sabe muy poco, las autoridades rusas no esconden sus ambiciones para el robot humanoide y sus futuros hermanos. Y es que estas máquinas podrían realizar peligrosas operaciones, como las salidas al espacio.

¡No te vayas! También puedes leer: La primera robot artista del mundo, así es Ai-Da

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here