“Soy la primera robot artista del mundo y es fantástico traer a la sociedad arte y tecnología, y plantear al mismo tiempo una discusión ética sobre el futuro”. Esto es lo que comenta Ai-Da en una entrevista otorgada a la agencia de noticias EFE. Ella es capaz de llevar a cabo determinadas acciones propias de los humanos, como pintar o hablar y todo gracias a la inteligencia artificial en conjunto con un modelo de simulación, conocido como Human-in-the-loop (humano en bucle) o HITL.

Y es que Ai-Da, la primera robot artista del mundo, también cuenta con su primera muestra llamada “futuros sin garantías”. Así que, si tienes la grandiosa posibilidad de comprobar con tus propios ojos de lo que es capaz, debes saber que la exhibición de sus obras se encuentra en el Saint John’s College de Oxford solo hasta el 6 de julio.

Para que te empieces hacer una idea de lo que puede hacer, Pablo Picasso y la naturaleza expresiva de su cuadro “Guernica” (1937), fueron los puntos de referencia para sus pinturas, las cuales tarda unos 45 minutos en finiquitar.

Robot artista: el reflejo la realidad fragmentada del mundo digital actual

Tiene un brazo robótico, una expresión pseudohumana y como toque final, cámaras instaladas en sus ojos. ¿Su nombre? Pues, simple: Ai-Da es la combinación de las siglas de Inteligencia Artificial (IA) y la sílaba “Da” en honor a la matemática, informática y escritora inglesa Ada Lovelace.

Su creador fue Aidan Meller, un comerciante de arte británico que decidió embarcarse en el proyecto en el 2017. Lo hizo, después de concluir que la conexión de grandes artistas de la historia tales como Miguel Ángel Buonarroti, Leonardo da Vinci, Pablo Picasso o Andy Warhol lograron de alguna manera capturar la esencia de su tiempo.

Por lo anterior, afirma que este androide es el nuevo “zeitgeist” (espíritu de nuestro tiempo), pues refleja “los grandes temas que van a surgir de aquí a los próximos diez años”.

Además, Meller añadió:

“Ella es el espejo del futuro y pone sobre la mesa preguntas tales como ¿qué van a suponer todas las transformaciones tecnológicas que estamos presenciando?, ¿qué tipo de mundo estamos construyendo? O ¿es este el porvenir que queremos?”.

Por su parte, esta robot artista, se considera fan de Yoko Ono y de la escultora Doris Salcedo, y se está volviendo famosa por su particular estilo expresionista con el cual pretende reflejar la realidad fragmentada del mundo digital actual.

finalmente, Meller concluye que:

“Las obras no son fotorrealistas y en su práctica se trata también de recalcar la interrelación hombre-máquina. Ella es una máquina y actúa de forma humana, pero no deja de ser una máquina que no tiene emociones”.

Si te gustó este articulo, quizás también puedas leer: Lovot es el robot japonés que pide atención a las personas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here