Según cifras aportadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio fue la segunda causa principal de decesos entre jóvenes de 15 a 29 años en el 2016. Es decir, alrededor de 800.000 personas se quitan la vida cada año. Los expertos aseguran que las redes sociales deben ser herramientas que ayuden, en vez de ser espacios en los que el tema empeore.

El fenómeno es tan grande que, desde el 2014 la OMS aceptó que esto se trata de un problema de salud pública que:

“Requiere de una estrategia de prevención multisectorial, en cada país”.

Pero, para algunas organizaciones, el impacto de las redes sociales en dicho problema es desmedido. En concepto de la campaña Anti-Bullying Pro del Diana Awards:

“Está claro que algunos de los desafíos a los que los jóvenes se enfrentan a menudo en línea, pueden verse exacerbados por el hecho de que algunos no se sienten capaces de tomarse un descanso digital”.

Y es que factores como las vivencias en un contexto violento o incluso la falta de acceso a servicios de salud mental, los jóvenes pueden presentar señales de adicción a los dispositivos. Lo que hace que vivan inmersos en una mayor presión por la interacción digital, haciendo que tengan una mayor predisposición a exponerse al ciberacoso, una modalidad disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

las redes sociales están atentas ante cualquier posibilidad de suicidio

Facebook emplea técnicas de aprendizaje automático para identificar patrones de riesgo entre sus usuarios. Por ejemplo, imágenes alusivas al suicidio o frases como “quisiera morir”, “ya no puedo más”, entre otras similares.

Cuando el usuario en el cual se identificó el riesgo de suicidio vuelva a iniciar sesión, recibirá algunos recursos para que pueda comunicarse con un experto y poder así tratar el tema.

Además, la plataforma de Zuckerberg ofrece un centro de prevención del Bullying. Este, fue creado con el Yale Center for Emotional Intelligence, para brindar información a padres, adolescentes y educadores con recursos que les permiten enfrentar el ciberacoso.

Además, cuenta con una página de prevención del suicidio en el Centro de Seguridad de Facebook, que básicamente, contiene información para las personas que buscan apoyo o quieren ayudar a otros en este proceso.

Por su parte, otra de las redes sociales más famosas entre los jóvenes, Instagram, cuenta con un recurso parecido cuando actualizó su algoritmo y fortaleció sus filtros de comentarios ofensivos.

Así los comentarios que busquen atacar las apariencias o carácter de una persona son bloqueados automáticamente. Sin embargo, por ahora este recurso solo funciona para cuentas y comentarios en inglés.

Y hay más opciones…

YouTube, tiene un apartado de seguridad que se especializa en suicidio y autolesión. Lo que hace es invitar a marcar contenido, en el cual alguien muestre tendencias suicidas.

Twitter, trabaja en un modelo de alianzas con organizaciones de la sociedad civil que ofrece información de centros especializados en atender casos de intento de suicidio.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here