Si tu diseño de un cuerpo humano está basado en unos “palitos con una bolita en la parte superior”, la cual se supone es una cabeza humana. Solo debes esperar unos años más, y orar para que en el futuro podamos tener al dispositivo Teacher, que por ahora es un prototipo creado por un estudiante llamado Saurabh Datta, del Instituto de Diseño Interactivo de Copenhague. Teacher, sujeta la muñeca de las personas con el fin de obligarlas a hacer los movimientos necesarios para dibujar.

Datta explicó sobre el dispositivo Teacher en una entrevista:

“Recuerdo que cuando empecé a aprender el alfabeto, mi profesor me sujetaba la mano con la que tenía cogido el lápiz para ayudarme a trazar las letras una y otra vez sobre el papel.

Cuando me dejaba solo, yo continuaba con la rutina hasta que adquiría una memoria muscular y conseguía hacerlo sin ayuda. Es muy importante que te sujeten la mano cuando quieres aprender una nueva destreza”.

Memoria muscular, más que nada en esto se basa el dispositivo Teacher

Datta consolidó esta magnífica idea para su proyecto de tesis luego de haber pasado por otras más, por ejemplo, la que precede al dispositivo Teacher fue algo muy similar. Este enseñaba a los usuarios a tocar las teclas de un piano, y gracias a su antecesor, el estudiante pudo afirmar su proyecto y comentó sus intenciones con este, el definitivo:

“Quería explorar de qué modo podemos utilizar ciertos aspectos de los sistemas de retroalimentación de fuerza, para aprender nuevas destrezas con ayuda del desarrollo de la memoria muscular. Me interesaba saber cómo se puede utilizar la tecnología, para ayudar y mejorar el desarrollo de esta”.

Datta creó y programó tres prototipos que utilizan partes de una impresora 3D y nodos de una electromiografía [EMG] (técnica usada para medir la actividad eléctrica de los muslos), con el fin de controlar la resistencia del usuario.

Sin embargo, llegado el momento de ponerlo a prueba se encontró con que la interacción entre las personas y el aparato no fue del todo sencilla. Pues hubo momentos en los cuales la gente prefería tomar el control sobre la máquina.

Finalmente, Datta pudo concluir que, aunque los dispositivos de aprendizaje del futuro tienen potencial para ayudarnos a adquirir destrezas. Es posible que todavía falte un largo camino por recorrer y poder encontrar el equilibrio entre los robots a los que enseñamos y los robots de los que aprendemos.

¿Qué tal te pareció este artículo? también puedes leer: Ropa conectada a Internet: tendencia para el año 2025

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here