Es real que el coronavirus (COVID-19) sigue llegando a diferentes partes del mundo. Dado que ya son más de 83.000 casos confirmados y más de 2.000 personas fallecidas. Es por esto por lo que, los gobiernos de diferentes países del mundo han comenzado a apoyarse en técnicas avanzadas de inteligencia artificial. Esto, con el fin de poder identificar con mucha precisión los brotes de contagio, además, de establecer puntos críticos para atenderlos rápidamente.

Lo que buscan entonces, es poder tener un diagrama claro y preciso de los lugares a los que se han detectado nuevos brotes del coronavirus y así, poder detener la tan temida propagación. ¿Será esto posible?

Qué papel juega la tecnología en el control de la propagación del coronavirus

Ahora, el análisis principal se está basando en revisar millones de datos, todos ellos relacionados con el tránsito de las personas entre países. Y, de esta forma poder descubrir ciertos patrones de comportamiento, reacciones y estados de salud.

SAS Institute, es el principal proveedor de software de inteligencia artificial en el mundo, y Javier Rengifo quien es Gerente Senior de analítica avanzada en dicha empresa, afirma que:

“Hay que aprovechar la gran cantidad de datos que existe en torno al movimiento, comportamiento y reacciones que tienen las personas al viajar. De ahí que esto se esté convirtiendo en una alternativa de solución de alto valor para los gobiernos frente al coronavirus. Pues de esta forma es posible identificar agentes transmisores y nuevos focos de incubación del virus”.

Y es que, en la actualidad, gracias al uso de técnicas analíticas avanzadas y de IA, gobiernos como el de China, ya pueden hacer seguimientos. Además, visualizan por medio de mapas interactivos el avance del coronavirus en tiempo real.

Rengifo añadió que:

“Este tipo de análisis, ayuda también a los gobiernos a predecir con precisión los recursos necesarios en ubicaciones específicas, identificar cómo se puede mejorar el tratamiento en los puntos críticos y, en última instancia, ayudar a detener la propagación del virus”.

Por otra parte, al observar las tendencias geográficas en áreas más grandes, es posible generar una visión más amplia de cómo se puede tratar el problema a nivel mundial.

Por último, Rengifo concluye que:

“La combinación de la inteligencia artificial, experiencia humana y colaboración global es la forma más rápida y eficiente de terminar con la propagación de enfermedades como el coronavirus y de cualquier otro tipo de riesgo para la salud o sanitario”.

También puedes leer: Guerras por el agua se predecirán con Inteligencia artificial

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here