Mucho más que una sagaz idea futurística la tecnología de los coches autónomos se ha convertido en una auténtica necesidad para garantizar la seguridad en innumerables vías que poblarán las ciudades del futuro. El logro de este tipo de alternativas dependerá de la inclusión de tecnologías aun no existentes. Si se posee sin embargo un notable ejemplo de los procesos que serán necesarios ser materializados.

La Sociedad de Ingenieros de la Automoción (SAE) es una de las instituciones que funge de actual fuente informativa más importante para dicho progreso. En este artículo se resumen los cinco principales niveles que la industria debe superar para que la materialización de un mundo de vehículos completamente autónomo sea en el futuro una realidad completamente posible.

Niveles 0 y 1 en el proceso del logro de los coches autónomos: Principales nociones y aspectos.

Se ha catalogado por la industria automotriz al primer nivel con el número 0 ya que se trata en sí mismo de una cifra que denota el nivel de ausencia de automatización. Es el nivel de la automovilística actual. En el cual todas y cada una de las acciones que el vehículo realizara comienzan mediante la toma de decisiones por parte del usuario.

El nivel segundo o nivel 1, ya constituye una barrera en plena gestación. S estima que para inicios de la década de los años 2020, este será el nivel más productivo. En esta sección los automóviles incorporaran dispositivos que buscaran la comunidad del usuario en base a la realización de funciones como control de dirección, reguladores de velocidad y mantenimiento del carril.

Niveles 2 y 3 de la automatización automovilística: ¿Cuáles serán los procesos más esenciales para ser alcanzados?

Los siguientes niveles en el señalado proceso, ameritaran al lanzamiento al mercado de modelos de vehículos capacitados con todos los procesos para el logro de una adecuada “automatización parcial”. Los mismos permitirán el autocontrol en situaciones específicas. Durante eventos que al usuario se le puedan escapar como los embotellamientos o el aparcamiento en zonas congestionadas.

Los coches autónomos alcanzaran el nivel de automatización 3, cuando sean capaces de gestionar decisiones propias durante el proceso de movilización personal. Ello incluiría el cambio de carriles, frenar en caso de emergencia y la inclusión del mero conductor habitual más que un controlador, un “operador de vehículo” en general.

Niveles de Automatización 4 y 5: La nueva era de los automóviles que se conducen solos ha llegado.

Para llegar a este punto hará falta la reinvención total del concepto de lo que es el tráfico urbano. Más que un flujo constante de vehículos, el tráfico será también un flujo de datos a información. El nivel 4 presentara un alto nivel de independencia en cuanto a velocidad y desplazamiento. Solo el usuario podrá decidir su punto de inicio y de destino.

El nivel 5 plenamente alcanzado para mediados de 2030, carecerá de la figura del conductor. Haciendo posible que los ocupantes puedan abordar el vehículo sin ameritar mecanismos como pedales y volantes.

Apuntes Finales: La automatización del trafico como un proceso tecnológico secuencial y progresivo.

A día de hoy, los niveles explicados han sido solamente posible dentro de los ámbitos 1 y 2. Únicamente las tecnologías para la materialización de dichos supuestos se encuentran enmarcadas dentro de un contexto teórico. Lo cual no ha impedido de que múltiples empresas alrededor del mundo se encuentren preocupadas por materializadas.

Las investigaciones realizadas por Sociedad de Ingenieros de Automoción, constituye la principal fuente de información sobre dicho proceso. En sus políticas se estima al año 2000, como el punto de origen de la tecnología de coches autónomos. Y se estiman las próximas tres décadas como la vía más eficaz para el logro de un futuro transporte independiente, seguro y consolidado.

Imagen cortesía de Redacción Auto 10 (auto10.com) todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here