Hay quien cree que la luna que ha orbitado nuestro planeta tierra durante los últimos cuatro mil millones de años nos ha venido con grandes errores de fabricación en general. Si hasta ahora creías saberlo todo sobre la tecnología en la sociedad es porque no te has enterado de los planes astronómicos que la mega ciudad de Chengdu planea hacer realidad para el año 2020.

Su ultimo proyecto, sustituir a la luna natural por un nuevo satélite completamente mecanizado y controlado, planea programar un brillo controlado ocho veces superior y mas intenso a lo que la noche nos tiene acostumbrados de forma habitual. Si quieres saber más datos acerca de dicha iniciativa, te invitamos a leer el siguiente articulo.

La Ciudad de Chengdu y su participación para con la tecnología en la sociedad.

Desde hace aproximadamente poco mas de siglo y medio, la ciudad de Chengdu ocupa el puesto de capital de la provincia de Sichuan, representando un exelente punto atractivo para millonarias inversiones turísticas e inmobiliarias. Su población supera los diez millones de habitantes y es también considerada como la quinta urbe mas poblada del país. Ante tal escenario de crecimiento se hace necesaria la puesta en marcha de acciones de ahorro energético.

Una de las razones por las cuales se ha motivado la creación de un proyecto tan importante han sido su volatilidad económica y el acelerado boom inmobiliario que la misma sufre. Según cálculos extraoficiales la implementación de este tipo de fuentes lumínicas podría ser capaz de ahorrar a la ciudad un total de 150 millones de euros, solo de iluminarse en un 50%.

El Proyecto “Luna Artificial” y las principales aristas para su total ejecución.

Pese a no ser una idea exclusivamente original de la sociedad china, si es posible afirmar que se tratara del primer intento en lograr que la fabricación de un dispositivo de dichas magnitudes sea totalmente posible. El proyecto ha sido postulado y presentado por el Instituto de Investigación en Sistemas Microelectrónicos de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (CASC) y de la mano de su presidente general Wu Chunfeng.

La primera fase del proyecto será llevada a cabo en 2020, con el lanzamiento de un satélite prototipo de carácter experimental. Según sean confirmadas la efectividad de dichos resultados, otros tres ejemplares serán lanzados en 2022 hasta lograr su ensamble final. En este caso, se prevee que la luna artificial de Chendu, quedara definitivamente ubicada a un intervalo de solo 500 kilómetros de la tierra.

Otras importantes razones que justifican la aparición de un mega proyecto semejante.

La idea del uso de la tecnología en la sociedad para ahorrar energía eléctrica en la noche proviene modernamente del estado francés, quien barajo la posibilidad de establecer un reflector solar para el control de la temperatura de la capital durante diversas épocas del año. De acuerdo con la argumentación del presidente Wu Chunfeng, este tipo de alternativas constituye una excelente opción para la iluminación nocturna durante etapas de desastres naturales, incendios y demás eventos socio naturales.

Ante un escenario de emergencia un mayor estado de brillo ayudara enormemente con las labores de rescate y la recuperación de incontables vidas. Otras variabilidades aportadas por el CASC para su fabricación se encuadran entre la programación y control de la intensidad del brillo, así como el apagado total según las necesidades estadales.

Apuntes Finales: Principales aspectos para la viabilidad de un logro inigualable.

A pesar de que la idea de una nueva luna artificial parece una idea sacada de una película de ficción, su planteamiento se encuentra cimentado en solidas evidencias científicas acerca de su funcionamiento. En primer lugar, más lejano a una nueva luna, el artefacto podrá ser percibido como una estrella de mayor intensidad a la habitual según la planeación del CASC.

Se toma para este caso el referente operativo utilizado por la ciudad de Rijukan en Noruega, el cual desde el 2013 ha instalado tres espejos en cercanas montañas para contrarrestar los seis meses anuales a los que dicha urbe se debe someter. En cualquier caso, la tecnología en la sociedad demostrara en las próximas décadas que es capaz de mejorar nuestra calidad de vida, hasta alcanzar límites totalmente insospechados.

Imagen cortesía de Revista Dejatver (dejatver.com) todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here