Este carnet inteligente luce como uno común y corriente a simple vista, sin embargo, una empresa en EE. UU ha despertado la polémica al crear un sistema de monitoreo laboral. Este es capaz de conocer la ubicación de los empleados, saber si van al baño u otras zonas comunes de la oficina y cuánto tiempo se demoran allí, incluso si estuvieron cerca a otros compañeros.

Es por lo anterior por lo que, los defensores de la libertad están preocupados por los alcances que este dispositivo podría tener en el ámbito de los derechos humanos.

La empresa creadora del polémico carnet inteligente se llama Humanyze y está siendo criticada por violar los derechos de los empleados. Pero la empresa, se defiende al decir que este es solo una solución para medir la efectividad laboral y que trabajan bajo estándares de calidad y que cuentan con prácticas de anonimato para proteger a los usuarios.

El carnet inteligente es “¿una fuente unificada de la verdad?”

En su sitio web, Humanyze presentó su sistema como una “fuente unificada de la verdad”, así que lo que pretenden es que, en vez de encuestas de satisfacción, por ejemplo, los datos recolectados por el carnet inteligente ayuden a que las empresas tomen decisiones para que:

“El trabajo en equipo sea exitoso y se generen espacios laborales de alta efectividad en los que los trabajadores quieran estar”.

La compañía fundada como Sociometric Solutions en 2010, asegura que el uso del carnet inteligente es voluntario por parte de los empleados y que dicha decisión no afecta la estabilidad de su empleo.

Sin embargo, el principal temor que tienen los defensores de derechos humanos es que el uso desmedido de esta tecnología que monitorea a los empleados constantemente, viole el derecho a la intimidad de las personas, y, comentan que:

“Ningún interés ni medida de vigilancia puede pasar por encima de la dignidad humana”.

Humanyze, por su parte, afirma que su carnet inteligente puede medir si los usuarios se están moviendo o no, además de la proximidad a estaciones conectadas u otros usuarios con carnet. También, es posible saber la frecuencia y duración de las interacciones personales, pero que esto solo se hace bajo el consentimiento del empleado.

Pero, ¡Hay más!

Ahora bien, aunque este carnet inteligente prende las alertas sobre el uso de los datos personales y la privacidad de las personas, no es este el único sistema que se está implementando.

Videocámaras, registro biométrico y hasta micrófonos ubicados en ciertos lugares, existen ya en algunas compañías. Incluso, algunas han probado sistemas de chips intracutáneos para poder dar acceso a los empleados a sus lugares de trabajo.

Y tú ¿qué piensas del uso de las nuevas tecnologías para monitorear a los empleados?

Si te gustó este artículo, también puedes leer:Insólitas profesiones que demandara la tecnología en la sociedad española para 2030

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here